Oct 19, 2021 Last Updated 7:03 AM, Oct 19, 2021

INTERROGANTES TRAS EL FSM DE KENYA

Categoria: Missione Oggi
Visite: 3709 volte
¿Debe continuar siendo el Foro, tal y como señala su carta de principios un espacio democrático de ideas, profundización de la reflexión, formulación de propuestas y articulación de las organizaciones de la sociedad civil sin suscribir documentos, declaraciones conjuntas o tomar acciones colectivas?

En un mundo en el que uno de los más graves problemas lo constituye la desigualdad entre las personas y pueblos, profundizada con la globalización, surgen fuertes movimientos de la sociedad civil que cuestionan el modelo económico actual a una inmensa parte de la población mundial a la miseria y a la desesperanza.

Surgido de estas protestas y movimientos, el Foro Social Mundial se ha convertido en una especie de meca para todos aquellos a la búsqueda de un mundo más justo (el lema del Foro es "otro mundo es posible") y congrega a una mezcla de organizaciones muy diferentes entre sí, grandes y pequeñas, internacionales y locales, de muy diferentes ideologías, movimientos de base, comunidades, sindicatos, etc.

Como su carta de principios indica, el FSM es un espacio democrático de ideas, profundización de la reflexión, formulación de propuestas y articulación de organizaciones de la sociedad civil en la búsqueda de respuestas a los desafíos en la construcción a favor de una globalización con rostro humano basada en principios de justicia, equidad y respeto a los derechos fundamentales de la persona.

En sus orígenes, el Foro Social Mundial se contraponía al Foro Económico de Davos, en el que se reúnen en las mismas fechas los principales líderes económicos del mundo. Hoy, en cualquier caso, ha trascendido por completo el foro económico de Davos, puesto que, con un objetivo más amplio, pretende visualizar las preocupaciones, aspiraciones, esperanzas y alternativas de la sociedad civil.

Organizado por primera vez en 2001, en la ciudad de Porto Alegre, Brasil, el Foro ha celebrado sucesivas ediciones en Porto Alegre (2002 y 2003), Bombay, India (2004), Porto Alegre (2005), policéntrico en 2006 (en Bamako, Mali, Karachi, Pakistán y Caracas, Venezuela). En esta última edición, el FSM se celebró en Nairobi, Kenia, entre el 20 y el 25 de enero de 2007, y congregó a unos 40.000 participantes pertenecientes a más de cien países del mundo.

Luces y sombras del FSM (desde nuestras impresiones personales)

Luces o puntos positivos.

1. La celebración de esta edición en África.

La decisión, tomada en 2004, de celebrar la edición de 2007 en África obedecía a razones estratégicas: el deseo de dar un paso más en la mundialización del Foro, ya tomado en 2004 con la celebración del mismo en Bombay, India, y de poder mostrar, al menos por unos días, la diversidad y riqueza cultural del continente, así como la riqueza de sus organizaciones y movimientos sociales. Por una parte, se pretendía transmitir una imagen de África que responde a la realidad del continente y que no se ajusta a la imagen que en muchas ocasiones se presenta, bien plagada de conflictos, bien con un punto de exotismo.

Al mismo tiempo, en ediciones anteriores, la representación africana era meramente testimonial. Lo que se pretendía era que la presencia africana, las voces, inquietudes y temas específicamente africanos, tuvieran una mayor presencia.

Pues bien, a pesar de las carencias o deficiencias, de las que también hablaremos, esta mayor presencia se ha logrado con creces. Si bien el Foro ha contado con amplia representación europea y occidental, lo cierto es que en esta edición, la representación africana ha sido claramente mayoritaria.

2. La especificad de temas particularmente relevantes para el continente africano.

Como es sabido, en el FSM hay un amplísimo programa de talleres, seminarios, paneles, y actividades variadas. En esta edición, había más de 200 diarias. Dichas acciones son organizadas y autogestionadas por las propias personas y organizaciones que se registren para ello. Se analizaron multitud de temáticas, muchas de ellas ya tratadas en anteriores foros, como el problema de la deuda externa, la reforma de las instituciones multilaterales, los temas de género, y tantos otros. Hubo temas que nos pareció que se trataron en mayor medida que en otras ediciones, seguramente, por su relevancia para África, como la paz y resolución de conflictos, el VIH Sida, la explotación de recursos naturales, la diáspora africana, los refugiados y la migración, el agua o incluso la presencia de China en África. También el futuro del FSM fue uno de los temas estrella, quizás por la situación o la encrucijada en que éste pudiera encontrarse.

Finalmente señalar que la red jesuita organizó un seminario de tres horas de duración titulado "Transformación social en África: aspectos éticos". En dicho seminario, se presentaron varias de las conclusiones sobre los temas tratados previamente durante el encuentro en relación con la problemática de los refugiados, el VIH Sida, los conflictos y sus causas, la explotación de los recursos naturales, el comercio y la gobernanza y los rasgos característicos que debía tener la incidencia política.

También en esta edición del FSM se produjo, como ya ocurrió en Bombay, si bien no de forma tan marcada, la coexistencia de dos foros complementarios. El de la reflexión, el debate interno o el intercambio de experiencias que se producía en los recintos cerrados y habilitados de forma bastante austera en el estadio Moi Sports a modo de aulas o carpas, y el de las expresiones vivas, las marchas, las reivindicaciones, las pancartas, el teatro callejero, y las representaciones, la música, los trajes regionales, y el colorido por medio del cual se expresaba la gente dentro del mismo espacio. Folklore, en el sentido estricto de la palabra y situaciones aparentemente- sólo aparentemente- lúdicas. Viveza y dramatismo, reivindicaciones y sufrimientos, sobre todo, finalmente, afán y lucha de las personas por sus derechos y por vivir una vida digna.

3. Presencia viva y visible de las religiones.

Por unos será considerado como positivo, por otros negativo, y quizás por otros, de modo indiferente o neutro. Pero una de las cuestiones que más llamaron nuestra atención fue la presencia clara y visible de personas y organizaciones vinculadas a instituciones religiosas. No sólo la Iglesia Católica- que a través de Caritas y otras muchas instituciones- tenía una fuerte presencia, sino también iglesias evangélicas y comunidades musulmanas tuvieron su presencia y su espacio. Nos hace reflexionar y preguntarnos sobre si la total secularización es un fenómeno eminentemente occidental.

4. Presencia viva y vibrante de las mujeres.

En los talleres y en las mesas, como activas participantes o como asistentes, en las marchas y reivindicaciones, en las ceremonia de inauguración y en las sesiones de clausura, las mujeres tuvieron un papel relevante en este Foro Social Mundial, quizás como presencia y significación relevante en el continente africano.

5. Posibilidad de articulación de redes.

Quizás una de las posibilidades mayores que ofrece el Foro es la posibilidad de la articulación de diferentes redes en torno a temáticas o agendas comunes. Naturalmente, eso no es sencillo, ni ocurre de forma espontánea. Pero uno de los ejemplos que consideramos significativo y que pudiera replicarse lo constituye el de la red denominada South Asian Peoples Iniciative, que es una red que agrupa a más de 200 organizaciones de personas pertenecientes a las comunidades pobres y marginadas de la India, Nepal y Sri Lanka (sobre todo de la India). Se formaron por la acción de los jesuitas con anterioridad a la celebración del foro de Bombay y desde entonces trabajan conjuntamente en diversas temáticas. Una delegación de 60 personas de SAPI estuvo presente en el foro, con una participación muy activa, tanto en la organización de seminarios, exponiendo, compartiendo, dando a conocer y ofreciendo soluciones a los temas que les inquietan (la situación de los dalits o intocables, los efectos de la globalización, el tema de la tierra) como en las marchas, teatros callejeros, etc. La verdad es que se les veía en todas partes. El ejemplo de SAPI es significativo y relevante, y podría replicarse, de una forma similar o bien tratando de facilitar la unión de personas y organizaciones en torno a temáticas comunes en los diversos continentes.

Sombras o aspectos negativos (desde la perspectiva de las impresiones personales).

1. Una organización con muchas carencias y deficiencias.

La organización del FSM presentaba, en nuestra opinión, múltiples carencias. Seminarios y talleres clausurados a última hora sin avisar, o postergados, ponentes que no aparecían, salas en las que no existía el material adecuado y cierto caos general caracterizaron esta edición del Foro Social Mundial, si bien fue mejorando a medida que pasaban los días. Con todo, lo cierto es que no había comparación con otros y lo cierto es que tampoco es, aunque pudiera parecerlo, un tema menor. En cualquier caso, son los inconvenientes que presenta en muchas ocasiones la falta de experiencia en la organización de estos eventos que, por otra parte, en esta ocasión, no fueron apoyados tampoco- a diferencia de lo que ocurre en Porto Alegre- por ayuntamientos, o autoridades públicas.

2. La presencia africana, aunque relevante, no era claramente de movimientos sociales u organizaciones comunitarias y de personas y colectivos pobres y marginados.

Como se ha señalado ya en el apartado anterior, había una presencia clara. Sin embargo, no tenemos tan claro que lo fuera de personas y organizaciones pertenecientes a las comunidades marginadas. Algunos factores que pueden haber influido pueden haber sido una menor movilización social que en otras ediciones como la de Bombay, un menor tejido social en el continente africano o el elevado coste de transporte, alojamiento etc. Incluso las entradas al foro eran muy caras para los keniatas, al igual que la comida y la bebida que allí pudiera consumirse, lo que fue objeto de duras críticas- al final el asunto se resolvió a partir del tercer día permitiendo la entrada gratuita.

3. ¿Una cierta "saturación" del FSM? ¿A dónde va el Foro Social Mundial?

El número de participantes en esta edición en Nairobi- en torno a 40.000- ha sido bastante menor que en otras. En Bombay, por ejemplo, y en otras ediciones en Porto Alegre, se han rebasado los 100.000 participantes. ¿Se debe al elevado coste, al menor tejido social o a una cierta saturación del Foro Social Mundial? Es verdad que el Foro también se ha descentralizado, que hay otros foros regionales y temáticos, y que tampoco el éxito debe medirse en función del número, pero aún así, pensamos que la pregunta sigue siendo relevante, y que el peligro de que se produzca esa saturación está allí. Esto tiene relación muy estrecha con uno de los principales puntos de debate en esta edición, que se refiere al futuro del propio Foro. Es indudable que desde su primera edición, el Foro desbordó ampliamente las expectativas, en cuanto al número de participantes y a su expansión geográfica. Es indudable también que ha trascendido al Foro Económico de Davos. Es también incuestionable que muchas de las reivindicaciones del Foro han pasado a formar parte de la agenda política y que se ha convertido en una referencia a nivel mundial. Tal y como menciona Boaventura de Sousa, "las instituciones internacionales y otros ámbitos de poder han tenido que ir incorporando en estos últimos años ciertos planteamientos y reivindicaciones planteados en el FSM". Sin embargo, pasadas varias ediciones, el Foro se encuentra actualmente en una encrucijada respecto de su futuro sobre el que existen intensos debates. Como señala Sami Nair, intelectual egipcio y uno de los responsables del Foro de las Alternativas, "El Foro Social Mundial ha jugado un rol importante, pero es una fórmula que comienza a agotarse".

¿Debe continuar siendo el Foro, tal y como señala su carta de principios un espacio democrático de ideas, profundización de la reflexión, formulación de propuestas y articulación de las organizaciones de la sociedad civil sin suscribir documentos, declaraciones conjuntas o tomar acciones colectivas? ¿Debe tomar, por el contrario un carácter más propositivo y tomar acciones colectivas? Lo cierto es que casi desde su primera edición, esta cuestión ha sido objeto de intenso debate, entre aquellos partidarios de considerar al Foro como un espacio de encuentro e intercambio- dada la enorme diversidad de las organizaciones que la integran- y quienes proponían llegar a posiciones únicas, suscribir documentos conjuntos y llevar a cabo acciones colectivas.

No es fácil responder a estos interrogantes ni saber cuál es la solución más adecuada. Pero lo que parece indudable es que, como ya como ya señaló Roberto Savio, miembro del Comité organizador, el éxito del Foro no puede medirse solamente sobre la base del número de participantes o de su expansión geográfica, sino que es importante analizar si está contribuyendo a la formación de ese otro mundo que proclama.

Recenti

XXIX Domenica del Tempo Ordina…

19 Ott 2021 Domenica Missionaria

Ottobre missionario. Il mister…

18 Ott 2021 Preghiere Missionarie

Visita Canonica nella zona del Meru

Visita Canonica nella zona del…

18 Ott 2021 I Nostri Missionari Dicono

Il Vescovo Ponce de León: "La via per uscire dalla crisi è un dialogo nazionale realmente inclusivo"

Il Vescovo Ponce de León: …

18 Ott 2021 I Nostri Missionari Dicono

Mons. Giovanni Crippa nuovo vescovo di Ilheús

Mons. Giovanni Crippa nuovo ve…

18 Ott 2021 I Nostri Missionari Dicono

Indigeni migranti a Boa Vista …

18 Ott 2021 Missione Oggi

Finestre sul mondo

12 Ott 2021 Finestra sul Mondo

XXIX Domenica del Tempo Ordina…

12 Ott 2021 Domenica Missionaria

Ottobre missionario. I frutti …

11 Ott 2021 Preghiere Missionarie

Dalla casa alla missione... in…

11 Ott 2021 Missione Oggi