Oct 19, 2021 Last Updated 7:03 AM, Oct 19, 2021

El falso profeta al servicio de la bestia

Categoria: Missione Oggi
Visite: 11782 volte
Hace un año entramos el salón de un seminario que se llamó “introducción a la interpretación bíblica” que ulteriormente, por la forma que tomó esa materia, fue nombrada “taller de la práctica de la interpretación bíblica”. Resulta que tras un recorrido memorable con nuestro queridísimo profesor encargado, un hombre indudablemente elocuente, erudito y apasionado por la materia. Decidimos -como es la tendencia proveniente del discipulado- a compartirle nuestros agradecimientos, ya que logramos los objetivos en medio de la ardua, exigente pero conmovedora aproximación a “la casta delicia”, como nos lo recuerda el padre fundador que llamaba san Agustín la sagrada escritura1.

La humildad de este hombre de Dios, maestro y amante de la ciencia de las escrituras, le llevó a recordar sus alumnos que conocimiento adquirido no trae ninguna satisfacción si no es vivido compartiendo… Terminó su corta e impactante apreciación del camino hecho, exhortándonos a tomar la iniciativa de escribir un artículo a partir de un texto que nos interese…, haber si pudiésemos alcanzar la dicha satisfacción, si realmente creemos que fue valioso el camino realizado juntos a lo largo del año.


Movido por las palabras de este sencillo y dedicado docente, me atreví escoger el texto Ap 13, 11-18; un texto que a mi modo de ver cuadraría con la primera parte de esta temporada litúrgica en la que nos encontramos adentrándonos (adviento). Pues realmente no me creo apasionado de esta ciencia, sin embargo, por el merito que se debe atribuir a donde merezca, reconozco la delicia de ella, y por eso me siento llamado a compartir el fruto de haber sido alumno de este docente ejemplar.

Nos encontramos frente a un texto o pericopa del libro del apocalipsis comúnmente titulado “el falso profeta al servicio de la bestia”. Pues el termino apocalipsis de por si es uno que ha sufrido cantidades de concepciones dependiendo la corriente que se ponga en consideración de la categoría, bien sea como libro, así que se suele terminar en una pretensión de un libro que provoca sentimientos de temor e incomprensión. Todos los malentendidos que pueden estar rodeando al Apocalipsis como termino o libro, tienen su origen en no hacerse dos preguntas fundamentales para poder comprender su mensaje: ¿qué es el Apocalipsis? ¿para qué se escribió el Apocalipsis?

A raíz de esto, muy minuciosamente en un rengloncito quiero precisar qué es apocalipsis, enunciando la mentalidad que mueve esta literatura para que de ahí para adelante el interés particular pueda llevar a una indagación detallada en cuanto a ello. Resulta que en la presentación del libro (1,1-3) encontramos ya una serie de referencias que nos ayudan a situarlo. En primer lugar se dice que se trata de una revelación (Apocalipsis en griego) de Jesucristo, que este manifiesta a Juan.

El versículo 3 de este mismo primer capitulo, nos da más datos al hablar del que lo lee y de los que lo escuchan (se trata, por tanto de un libro pensado para ser leído en una reunión comunitaria) -destinatarios, y al decir que es profecía y que el tiempo está próximo. Son varios, por tanto, los temas que trata apocalipsis: el sentido de la revelación, la relación entre apocalipsis y profecía, la situación de Jesucristo en el libro y su valor litúrgico, motivo que subyace origen de este compartir como se dio a entender al principio.

Ahora bien, retomando el propósito del alumno obediente a su maestro, se elige la pericopa que titulamos apocalípticamente , “el falso profeta al servicio de la bestia” (Ap 13, 11-18) se pretende hacer una interpretación hermenéutica en tres pasos, a saber, a nivel histórico-literario para poder contemplar este texto dentro de la Biblia entendida como cualquier otro libro de la antigüedad y en que se averigua qué es lo que dice la pericopa a partir de técnicas literarias. De ahí pasamos al llamado nivel teológico donde se interesará fundamentalmente con el mensaje salvífico que la pericopa pretende dentro del marco de la misma Biblia, de esta manera tratando desvelar lo que nos quiere decir el texto en la perspectiva de salvación. Se terminará con una aplicación del texto a nosotros, así traduciendo el mensaje bíblico del texto al hombre y la mujer de hoy.

Nivel histórico- literario

Es difícil decir con precisión la fecha en la que fue escrito nuestra pericopa, puesto que el autor no menciona nada al respecto. Algunos autores distinguidos, por ejemplo Joseph fitzmyer y Raymond Brown, argumentan que el texto de apocalipsis es muy posible que date de los tiempos del emperador Domiciano (81-96), mas concretamente de la segunda mitad de su reinado2 . El lugar de los acontecimientos es Asia Menor, el actual Turquía, región donde se encontraba las siete Iglesias (Cap. 2-3) y la Isla de Patmos.

Si esta información es creíble, entonces, ubicaríamos nuestra pericopa en este periodo, puesto que ella, nos revela algunos datos de la persona del autor. Éste, debe ser una persona contemporánea a los hechos, presencia todo lo que ocurre, es un miembro de esa comunidad con cierta autoridad, él, igual que los demás están siendo perseguidos, y por esto, está en condiciones de animarlos.

En general, el mismo libro de apocalipsis nos muestra algunos rastros del autor (Ap 1,9). Esta cita nos lleva a una conclusión que Juan es el autor de nuestro texto. Sin embargo, no es claro, si se trata de Juan el presbítero, el aposto o el evangelista. Lo cierto es, se denomina así mismo como Juan hermano u compañero en las tribulaciones.

Para mayor comprensión de nuestra pericopa en estudio, nos conviene, en primer lugar, hacer un bosquejo de los contextos (próximo y remoto) que ponen de relieve los aspectos teológicos que hacen hincapié con los del texto en cuestión “el falso profeta al servicio de la bestia” (Ap 13, 11-18).

Nuestro texto en cuestión, se ubica en la segunda parte del libro del apocalipsis las visiones proféticas y precisamente en su primera parte: “los preliminares del ‘gran día’ de Dios”.

La pericopa que antecede nuestro pasaje “el dragón trasmite su poder a la bestia” (Ap 13, 1-10), inicia presentando dos nuevos personajes, el primero de los cuales está aludido en Ap 11,7 como “la bestia que sube del abismo”. Si el cap. 12 celebra la victoria de Dios y del Cordero y la caída definitiva de Satanás, el capitulo que sigue nos habla de la guerra desesperada del mismo contra la descendencia de la mujer (Ap 12, 17 a través de su instrumento, “la bestia que sube del mar” (Ap 13,1). Detrás de ella el autor presenta una realidad (humana) histórica escondida del imperio romano y su presentación absurda de endiosamiento.

Este panorama prescrito sirve de plataforma para adentrar en el análisis de nuestro texto. El v 11 da inicio a nuestra pericopa que pertenece al género literario “visiones o revelaciones”. El autor escribe lo que ve, completa la visión con una segunda bestia “que viene de la tierra”. El lenguaje que emplea es predominantemente figurativo, lleno de metáforas, símbolos e imágenes tomadas en su mayoría, de la naturaleza (dragón, bestia, tierra, mar, etc.), la numerología y de la Biblia misma.

De su contenido, podemos deducir que el pasaje fue escrito en una época de persecuciones. Probablemente, era un tiempo de un rey con poder supremo, que algunos autores lo han relacionado con el emperador romano, el autor lo califica de “bestia” (v12-15). Este, quizás era el responsable de la violencia que sufrían las comunidades cristianas por causa de su fe en Jesucristo (rechazo a la bestia - emperador), por tanto la exclusión de la ciudadanía del imperio, y no poder “comparar ni vender” (v16-17).

Se ve claramente que el problema de fondo de nuestra pericopa se acentúa en la exaltación del emperador como Señor del mundo y de la historia; esa exaltación se expresaba cultualmente. Asia Menor, en particular, dice William Farmer, “tenia una larga tradición de culto religioso a los reyes. Allí se construyeron templos en honor de los emperadores para ser venerados junto con la diosa de Roma. Notoriamente, el primer templo de Éfeso dedicado a un emperador fue a Domiciano, con un enorme estatua suya detrás del altar3

La participación en el culto oficial era un deber ciudadano. Por llevarse acabo en honor del emperador o de las divinidades imperiales, la participación en el culto fue tomado como expresión de lealtad, y el no hacerlo, como crimen de lesa majestad. El emperador era la autoridad suprema, a excepción de los dioses mismos, y por eso fue considerado casi de rango divino. Venerarle no se limitaba, pues, a una cuestión meramente cultual: era el reconocimiento del imperialismo, tanto ideológico como económico y político, de Roma en la persona del emperador4 . Esta es la situación en la que estaban sometidos los destinatarios de nuestro texto en cuestión.

Cabe notar que el texto pone de relieve algunas características escatológico-teológicas, que recorren también en otros textos de la Biblia. Es un texto coherente, tiene en cuenta su género apocalíptico, y su hilo conductor lo va llevando con base en imágenes, signos y metáforas: dragón, bestia, heridas y prodigios, Cordero, cifras, etc., que todos son impregnados por el lenguaje escatológico plasmado en visiones.

En cuanto a la identificación de fuentes escritas y orales, diríamos que el apocalipsis no tiene una tradición independiente, sino más bien se sirve de un mundo simbólico arraigado en los elementos antiguos de la literatura profética del pueblo judío. Estas imágenes se toman en su mayoría de los libros de Daniel y de Ezequiel cuyo lenguaje apocalíptico se encaja bien.

Con relación al versículo 18, sobre “el numero de la bestia”, la cifra mejor atestiguado en los manuscritos es 666; pero algunos textos antiguos dicen 616, la clave de este mensaje numérico se perdió muy pronto, ya antes de Ireneo. Desde entonces se han propuesto muchas hipótesis, algunas de ellas bastante extravagantes. La forma latina del nombre sin la n final de nrwn equivaldría a 616, en la otra lectura de los manuscritos. En este caso, "Nerón” encajaría bien en el contexto, puesto que fue el primer emperador que persiguió a los cristianos; él reúne en si todas las cualidades de la bestia y volvió a la vida en su suceso, Domiciano5.

En cuanto a esta anotación, se puede decir que el autor recurre a la “geometría”, un método corriente en la antigua hebrea y griega que consistía en descifrar un nombre escondido en un número. En nuestro cao, al descifrar el número en letras hebreas surge el siguiente resultado “NRWN QSR, Nerón Cesar (N=50, R=200, W=6, Q=100, S=60)”6 . La referencia, por tanto, seria a Nerón o a lo que Nerón representa, el poder opresor y perseguidor de los cristianos. Puede, por eso, referirse también a Domiciano en cuanto que es reencarnación del espíritu de Nerón.

Nivel teológico

En este nivel nos preguntamos por el significado o por el sentido original que el autor quiso transmitir en el pasaje (Ap 13, 11-18), a sus contemporáneos y a la vez su revelación dentro de la historia de salvación.

Ahora bien, la primera bestia “que surgía de la tierra” v11, es un dragón disfrazado de cordero. Como el cordero está al servicio del proyecto de Dios, la segunda bestia está totalmente al servicio de la primera. Si la primera representa el poder político y económico del imperio, la segunda representa el poder religioso e ideológico del Estado. El interés de esta bestia es persuadir “al mundo entero y a todos sus habitantes para que veneren a la primera bestia” y adoren su imagen v12.

La segunda bestia que sube de la tierra significa el horizonte donde se desarrolla la historia humana. Representa el espíritu de la mentira, todo el poder de persuasión y de propaganda del estado. Viene identificada y hace alusión a la advertencia de Jesús Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero dentro son lobos rapaces. (Mt 7, 15)

Estos falsos profetas realizan grandes v13. Deuteronomio (13, 2-4), advierte contra los falsos profetas que engañaran la gente a adorarlos por sus grandes señales y prodigios. La segunda bestia mita los milagros del verdadero profeta, Elías (1Re 18, 38-39), haciendo descender fuego del cielo, a la vista de todos. Realizan grandes proyectos que causan la admiración de todos, seduciendo a la comunidad entera y consiguen que todos adoren la imagen de la bestia v14. Además, dominan la vida del pueblo por el miedo y por el control de la economía. Quien no apoya al régimen, es excluido v157 .

Como el cordero marca a los protagonistas, (7,3; 9,4; 14,1), así esta bestia marca también a los suyos, “a todos, ricos y pobres, esclavos y libres” v16. Esta marca, es en la mano derecha o en la frente con el nombre de la bestia o la cifra de su nombre v16-17. La síntesis es clara con los que llevan en la frente el nombre del cordero y el nombre de su Padre (14,1). Es, por tanto, una marca religiosa, un signo de pertenencia y de protección. Los hombres se ponen bajo la bestia buscando en ella su protección. Los que rechazan su adoración se excluyen así mismos de la ciudadanía del imperio.

Según el análisis que hemos hasta el momento, podemos decir que hemos descubierto que el texto busca denunciar la represión de los gobiernos autoritativos, para mantenerse firme en la fe, en tiempo de crisis y persecución, invita a las comunidades cristianas a leer los signos de los tiempos en la realidad de violencia, a ser un signo profético, manteniendo la esperanza en tiempos difíciles. Esto en perspectiva teológica, histórica, eclesial, antropológica sociológica (política, económica) y soteriológica.

Es por este motivo que el creyente en Dios debe hacer como Cristo frente a los poderes de este mundo, confiar en la acción de Dios para superar las adversidades, poderes contrarios, dominaciones y expresar en medio de esas realidades la voluntad del Padre. Luchar por la causa de Jesús, el Reino, expresado en bienestar, justicia, igualdad, libertad.

Nivel Actualizante

Después de este acercamiento al contexto vital del autor y de la Iglesia de aquel momento, nos aplicamos el texto en nuestro hoy histórico para saber que es lo que nos puede decir aquello, respecto a nuestra vida.

La situación que se refleja en este pasaje, no solo fue valida para los lectores contemporáneos, sino lo es también para nosotros. Efectivamente, en este pasaje nos hemos encontrado con un lenguaje figurativo, simbólico, imagines, etc., cuyo sentido vimos necesario escudriñar. De hecho esta operación ya la hemos hecho al interpretar el sentido de las expresiones simbólicas: “la bestia que surge de la tierra, las grandes señales y prodigios, el fuego que cae del cielo, la marca y el número de la bestia, etc.”

Nuestra pericopa es, ante todo, un mensaje de consuelo y de esperanza para un pueblo en crisis, amenazado en su fe a causa de los cambios y de las persecuciones. En la pericopa, el autor quiere ayudar al pueblo a encontrarse con Dios y mantenerse firme en su fe. Él anima su comunidad a no desistir de la lucha y de combate. Juan, no solo ha hecho una denuncia política, sino que ha desenmascarado la verdadera realidad: debajo del imperio romano, que pretende erigirse en absoluto, se esconde y actúa una fuerza demoniaca.

Nuestra pasaje diríamos está escrito con acentos radicales e intransigentes, es decir, se opta por Cristo, el Cordero, o se es inevitablemente esclavo de la bestia. Nos estamos obligados precisamente a tomar partido e incluso hay una llamada fuerte a la fidelidad.

En nuestro mundo a actúa, se ha relativizado mucho la obra redentora de Cristo. En algunos ámbitos, se le toma como un personaje celeste, sin incidencia, se practica la indiferencia y el laxismo moral, esa actitud ambigua es la que estamos llamados a superar y a la que el señor en otro pasaje la llamó con repugnancia la “tibieza”.

La Iglesia sabiamente discernida por el Espíritu, se enfrenta, con tal de mantener el testimonio de Jesús, con la misma hostil, que la silencia con su indiferencia y enemistad, y sigue la misma suerte que es su maestro, o sea, sé dispuesto a ser perseguido y rechazado a causa de su fe hasta la muerte.

Es por eso que, la comunidad cristiana, ayer como hoy, esta invitado a leer este pasaje a la luz de nuestros acontecimientos diarios. El pasaje nos exhorta a mantener la paciencia, ante las condiciones adversas que nos incumbe a veces como cristianos por defender el derecho y la justicia de nuestros hermanos oprimidos, las estructuras políticas y económicas injustas hoy en día son aquellas bestias que quieren acabar con la esperanza cristiana. La fidelidad al Señor supone, no solo tenerlo como ser firmes en denunciar éstas estructuras sin importar lo que nos puede venir encima.

En fin, esa pericopa (Ap 13, 11-18), en pocas palabras, es un escrito de esperanza y de optimismo escatológico que nos invita a actuar, utilizando los medios a nuestro alcance para defender el derecho y el deber ser de cada ser humano expuesto a las condiciones inhumanas, dicho en un leguaje del encanto “el casar la justicia vertical con la justicia horizontal.


Bernard Dennis Ofwono, imc.
Semanario Teológico de Bogotá,
CAFTI.



1 Cfr. SALES Lorenzo, imc. La vida espiritual según las conversaciones ascéticas del siervo de Dios José Allamano… Madrid, 1977, p. 661.

2 Cfr. FITZMYER Joseph y Brown Raymond, Comentario Teológico “San Jerónimo,” Tomo IV, Nuevo Testamento, Ediciones Cristiandad, Madrid, 19, p. 536.

3 FARMER William, Comentario Bíblico Internacional, Verbo Divino, Estella (Navarra), 1999, p. 1683.

4 Cfr. Ibíd., p. 1683.

5 Cfr. FITZMYER Joseph y BROWN Raymond, Op. cit, p. 571.

6 Ibid., p. 571.

7 Cfr. MOUNCE H. Robert, The book of Revelation, William B. Eerdmans publishing Company, Cambridge, 1977, p. 259.




Recenti

XXIX Domenica del Tempo Ordina…

19 Ott 2021 Domenica Missionaria

Ottobre missionario. Il mister…

18 Ott 2021 Preghiere Missionarie

Visita Canonica nella zona del Meru

Visita Canonica nella zona del…

18 Ott 2021 I Nostri Missionari Dicono

Il Vescovo Ponce de León: "La via per uscire dalla crisi è un dialogo nazionale realmente inclusivo"

Il Vescovo Ponce de León: …

18 Ott 2021 I Nostri Missionari Dicono

Mons. Giovanni Crippa nuovo vescovo di Ilheús

Mons. Giovanni Crippa nuovo ve…

18 Ott 2021 I Nostri Missionari Dicono

Indigeni migranti a Boa Vista …

18 Ott 2021 Missione Oggi

Finestre sul mondo

12 Ott 2021 Finestra sul Mondo

XXIX Domenica del Tempo Ordina…

12 Ott 2021 Domenica Missionaria

Ottobre missionario. I frutti …

11 Ott 2021 Preghiere Missionarie

Dalla casa alla missione... in…

11 Ott 2021 Missione Oggi